lunes, 14 de febrero de 2011

San Valentín; ¿Cómo el primer día? Por supuesto que no. No seas ridículo.



San Valentín; ¿Cómo el primer día? Por supuesto que no. No seas ridículo.




En este día tan nauseabundamente destacado, no podía dejar de escribir sobre el tema.



Muchos de los hombres y mujeres de este mundo, en un día como hoy se preguntan, o les preguntan;



-Pero después de tantos años(en mi caso 16 van ya) las cosas no son como el primer día.



-Por supuesto que no.



El primer día que fuimos formalmente novios, no conocía a Pilar como la conozco ahora, no existía entre nosotros la complicidad, comprensión, entendimiento que hay ahora.




Cuando empezamos a salir, no quería a Pilar como la quiero ahora. No la respetaba como lo hago ahora. Cundo empezamos a salir no sabía qué la gustaba, qué la desagradaba, lo que le daba vergüenza, miedo, lo que la alegraba y la hacía reir.



Hoy en día, por suerte y gracias a que ha sabido aguantarme, conozco todos estos aspectos.




Algún mendrugo dirá;



-…Pues eso, ya no os queda nada por hacer, ya lo sabes todo. Ya no hay pasión.



Pobre imbécil.



Precisamente las personas estamos constantemente cambiando; somos influidos por los demás, por lo que vemos, comemos, hacemos…nada hay que me produzca mayor satisfacción que saber que en todo eso ha estado mi mujer. Que en todo lo que forma parte de mi vida, de mi ideología, de mi personalidad, de mis gustos, ella ha participado, y de la misma forma en sentido opuesto. Yo la he influido.




Llevamos 16 años enseñándonos cosas, aprendiendo juntos, discutiendo juntos, incluso a veces peleando juntos, cosa bastante contradictoria, pero no imposible.




La pasión, según la RAE en algunas de sus acepciones señala;



5. f. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.



6. f. Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona.



7. f. Apetito o afición vehemente a algo.



Las tres se cumplen en mi caso, así que de perder la pasión…nada más lejos.




Sí hay algo que cambia con el tiempo. Cada vez la quiero más, la necesito más, la deseo más, la añoro más cuando no está.




¿Esto es costumbre? Pues bendito costumbrismo.




PD: A TODOS los que celebráis este día…Dejad de hacerlo. Demostrarle a la persona que amáis ese amor incondicionalmente día a día, y no el día que te mandan.



“…el Día de San Valentín se celebra desde febrero de 1958, impulsado inicialmente por la compañía de chocolates Morozoff…” wikipedia.



Que lo único que se consuma en este día sea el mismo amor creciente de cada día.

3 comentarios:

Isabel dijo...

sois un ejemplo para muchos matrimonios. Así hasta los 100 años.Mami

CarmenFando dijo...

No se porque me había saltado esta ventana del blog...
Ojala todos vivamos asi nuestras pasiones a diario...
Bien sabemos que es dificil, en la pelea, en la realidad, extraer todo ese fondo, pero que es real...que esta ahi...y que hemos de distanciarnos desde cerca para verlo...( mucho mejor que irnos lejos y verlo por fin)
Gracias WAPO

DIANA dijo...

ole, ole Y ole... da ánimo ver que hay parejas que llevan casi toda la vida y se redescubren día a día. Ole con ese espíritu crítico hacia el 14 de febrero. OLE por vuestro amor. Y muchos besos y achuchones, A QUERERSE!! Diana P